Recluso que extorsionaba desde la cárcel afrontará juicio oral

0
297
La Fiscalía Antisecuestro, a cargo de Zunilda Ocampos Marín, formuló acusación contra el recluso Milciades Vera Monges (37) por la comisión del supuesto hecho punible de extorsión agravada, y al mismo tiempo solicitó la elevación de la causa a juicio oral y público. El requerimiento conclusivo fue presentado en el Juzgado Penal de Garantías número 6, a cargo de la magistrada Dólica Giménez de Liuzzi
Vera Monges está sindicado de haber extorsionado desde la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este al señor Pedro Filemón Pineda Ríos y a su familia, constreñimiento seriamente con la intención de obtener para sí o para otras personas beneficio patrimonial indebido. 
El hombre, presuntamente, exigía el pago de 7 mil dólares americanos a la víctima y a su esposa, a través de llamadas telefónicas, desde el número (0973) 601037. El sospechado llamó en reiteradas ocasiones a Pineda Ríos, realizando todo tipo de amenazas como la de secuestrar o atentar contra la vida de sus hijos y nietos. El acusado, incluso, ordenó que se disparara contra la vivienda de la víctima, violando así el bien jurídico protegido, el patrimonio, estando recluido en la cárcel regional. 
La denuncia fue radicada en el Ministerio Público el 11 de agosto de 2015 por Cynthia Rossana Pineda Morel, domiciliada en el barrio Juan E. O’Leary de Ciudad del Este, comunicando que sus padres Pedro Filemón Pineda y Dirce Antonia Morel estaban recibiendo llamadas y mensajes de textos con fines extorsivos, desde el celular (0973) 601037, exigiendo la suma de 7 mil dólares americanos para no matar a sus hijos o hacer algún otro daño. 

“Atendena señora, nosotros queremos solucionar buenamente contigo el problema o si no le vamos a matar a tu hijo y no queremos que se entrometa nada de Policía o si no hay negocio tu hijo va a morir”, fue uno de los mensajes recibidos por Dirce Antonia. Luego, Filemón Pineda recibió otra llamada telefónica de un hombre que hablaba en español y guaraní, manifestándole: “soy un enviado para matar a su hijo”, afirmando conocer el movimiento de su hijo que en ese momento estaba en la escuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí