Rafain estaría entregando alimentos de contrabando por cifras millonarias a Itaipu

0
372
La churrasquería de origen brasileño Rafain, sucursal de Hernandarias, estaría utilizando alimentos ingresados de contrabando al país a Itaipú Binacional y a otros clientes, sin contar con el control de calidad de instituciones administrativas del Estado. Sumado a esto, el administrador de la firma, de nacionalidad brasileña, fue denunciado por maltratar a los funcionarios paraguayos y de someterlos a extenuantes horas de trabajo, sin percibir el salario mínimo y otros beneficios laborales estipulados en la Ley.
Según afirmaciones de exempleados de la empresa gastronómica, los insumos para elaborar los alimentos comercializados en el lugar, como verduras, hortalizas, huevos, pollos y otros productos serían traídos de Foz de Yguazú, Brasil, de contrabando. El ingreso al país de esos productos es mediante el pago de coimas, presupuestado por la misma empresa, según la denuncia.
Una factura común de compras en Brasil 
a nombre de Rafain Paraguay.
Asimismo, los frutos del mar como mariscos, lulas y moluscos, son traídos de contrabando de Puerto Yguazú, Argentina, según la denuncia que obra ante la Dirección del Trabajo, regional Ciudad del Este. Estos alimentos son transportados en valijeras de vehículos o furgones, sin respetar la cadena de frío que requieren, lo que conlleva un grave peligro para la salud de las personas que consumen, según los datos.
Reinaldo Garcete Cardozo (izquierda) y Emanuel David Benítez, 
cansados de ser acusados de ladrones, ignorantes y haraganes 
se retiraron del trabajo y denunciaron el hecho ante 
el Ministerio del Trabajo.
Igualmente, ninguna de las materias primas utilizadas en la churrasquería cuenta con la certificación de calidad para su consumo en el Paraguay, provista por las autoridades administrativas como el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (SENACSA). 
La churrasquería Rafain se encuentra ubicada sobre la supercarretera de Itaipú y es la proveedora de alimentos a la Binacional. El contrato por el servicio es multimillonario, según nuestra fuente.
Rafain embolsa millonarias ganancias, no paga impuestos al fisco por los alimentos que “importa” y ni siquiera paga el salario mínimo a los empleados. Tampoco cuentan con seguro social, que es obligatorio por el Código Laboral.
XENÓFOBO 
Paulo Cazanelli, administrador de Rafain
Sumado a todas las irregularidades citadas, los exempleados denunciaron constantes maltratos recibidos por parte del administrador de la empresa, Paulo Cazanelli. El citado, según afirman los exempleados paraguayos, les tratan de “burros, delincuentes, haraganes e ignorantes”. Muchos de los trabajadores no cobran el salario mínimo y no cuentan con el seguro social obligatorio, aseveraron.
Este miércoles, dos de los denunciantes revieron sus posturas mediante amenazas y coacciones de parte de Cazanelli, según las denuncias. Pero, Reinaldo Garcete Cardozo y Emanuel David Benítez Alcaraz se ratificaron en la denuncia contra la patronal y amparados en el artículo 84, inciso b, del Código Laboral, que se refiere a causa de terminación del contrato de trabajo por voluntad unilateral del trabajador. 
Benítez Alcaraz afirmó que solamente recibía de remuneración 1.300.000 guaraníes, trabajando de 12 a 15 horas diarias. Mientras que Reinaldo era obligado a ir a las 2:30 AM a traer mercadería de contrabando del Brasil. En la empresa le entregaban un vehículo y 50 mil guaraníes diarios para pagar coima a funcionarios de Aduana del Puente de la Amistada a cambio de permitir el ingreso de la mercadería, según las denuncias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí