Padre de niño torturado cede a presión y aparta a abogados querellantes

0
355
De manera imprevista y llamativa, el padre biológico del niño cruelmente torturado, de escasos recursos económicos, revocó el poder y apartó del caso a los abogados Rolando Cáceres Salvioni y Rolando Barboza, quienes se ofrecieron a patrocinar gratuitamente la querella adhesiva contra el libanés Alí Fouani. El nuevo abogado es Cristian Tuma y el poder se hizo en Asunción, en la escribanía de Sara Díaz Verón, hermana del Fiscal General del Estado.
Nelson Garcete, padre biológico del niño abandonado en el hospital regional de Ciudad del Este con terribles rastros de tortura, habría cedido a los ofrecimientos económicos provenientes de la familia del libanés y revocó el poder otorgado a los citados abogados, “Ayer a la tardecita me llamó solicitándome que me parte del caso, pero yo me negué”, dijo Cáceres Salvioni. En la mañana de este jueves fue presentada la solicitud de revocatoria ante el juzgado que atiende la causa.
Cáceres Salvioni dijo que toda esta maniobra forma parte de una estrategia que utilizan los familiares del libanés para allanar el camino y liberarlo de la cárcel por el camino más corto. 
La contratación de Tuma fue a instancias de Sara Díaz Verón, quien a su vez habría sido contactada por un próspero comerciante libanés, dueño de importantes tiendas en Ciudad del Este, para que intermedie en el trato con Tuma. El poder fue redactado en dicha escribanía, acorde a los datos.
En el aire queda flotando la interrogante de cómo hará el padre del niño para arcar con los gastos que demandan los servicios de Tuma, integrantes de uno de los más prestigiosos bufetes de abogados de Asunción y conocido por cobrar altos honorarios. 
Cáceres Salvioni ya había adelantado que la abogada Nilsa Casco de Galván, defensora del extranjero, estaba presionando al padre de la criatura para desistir de la querella a cambio de dinero. En la víspera, saltó la información de que la citada profesional había decidido renunciar a la defensa del libanés, pero todo no pasó de una falsa información y la misma sigue figurando como defensora del supuesto torturador.
El profesional del derecho adujo que la contratación de Tuma es una especie de pantalla, ya que la real intención es que el nuevo abogado querellante no actúe como tal, sino como un aliado más del extranjero y lograr su rápida libertad de la penitenciaría regional de Ciudad del Este, donde guarda reclusión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí