VICTIMA CAYERON EN CONTRADICCIÓN

Fiscal investiga supuesto asalto en Minga Guazu

0
122

El fiscal Edgar Modesto Torales investiga la denuncia de un supuesto asalto ocurrido a la altura del kilómetro 22, distrito de Minga Guazú, perpetrados por dos supuestos policías y donde botín habría sido de unos 600 millones de guaraníes. La denuncia fue realizada por dos ocupantes de una camioneta, que venían de la ciudad de Encarnación rumbo a Ciudad del Este.

Pablo Raúl Noguera, de 34 años, y Diego Fernández, de 30 años presentaron la denuncia. Relataron que al alcanzar el kilómetro 22, de la ruta 2, dos policías los abordó durante una barrera. Los acusó de narcotraficantes y los llevó hasta un camino vecinal, donde en un descampado, terminaron por alzarse con el botín, para luego abandonarlos. El hecho se registró ayer alrededor de las 9, pero recién cerca del medio día tomó estado público, tras la intervención fiscal.

Debido a que los denunciantes cayeron en una serie de contradicciones y no pudieron demostrar un solo documento sobre el dinero robado, los dos terminaron siendo detenidos y llevados al Departamento de Investigación de Delitos dependiente de la Dirección de Policía del Alto Paraná.

“Con las primeras informaciones que tenemos a partir del trabajo de la policía de investigaciones, surgen dudas, hay mucha incoherencia en las manifestaciones de los dos. En varios puntos hay contradicciones que nos permite suponer o mínimamente desconfiar que podría tratarse de una entrega o que uno de los dos o ambos estén involucrados en este hecho”, comenta el fiscal Edgar Torales.

Refirió que de acuerdo a la denuncia los supuestos piratas se alzaron con un millonario botín. “Se habla de 600 millones de guaraníes, es lo que ellos manifiestan, sin embargo no hay constancia, no hay un solo documento que demuestre la existencia o que tenía esa suma de dinero”, sentenció.

Indicó que si bien tienen documentos pero relacionadas a otras operaciones. “Hay igualmente otras cuestiones, por ejemplo, hablan de que el dinero es una de una financiera, sin embargo ellos no tienen ninguna vinculación laboral con ninguna financiera, no son empleados. No se sabe en carácter y porque ellos estaban transportando ese dinero”.

El fiscal indicó que en el vehículo, una camioneta de color azul, no se encontró ningún elemento que apoye la historia contada por los denunciantes. “La Policía no encontró ninguna evidencia dentro el vehículo, no hay rastros, no hay huellas. Después del trabajo que hicieron no pudieron levantar nada de huella lo que demuestra que se aseguraron de no dejar ninguna evidencia, ningún indicio”.

Insistió que no se encontrón ningún documento que acredite la existencia del dinero cuyo robo fue denunciado. “Ellos dicen que el dinero es de una financiera, pero no hay documentos, por lo menos en la carpeta que estaba en la camioneta que habla de operaciones de muchos valor, pero nada de ese dinero en concreto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here