Denuncian a jefe policial por millonario robo e intento de abuso sexual

0
64

Una mujer, detenida en una barrera de control rutinario por agentes policiales de la sub comisaría 052 de Minga Guazú, denunció que el jefe de dicha repartición la despojó de la suma de U$D 150 mil e inclusive de manosearla en sus partes íntimas. El grave suceso ocurrió el pasado 12 de abril, pero la víctima, choqueada por lo sucedido, ocultó el hecho hasta la fecha cuando denunció el ilícito. 

El denunciado se trata del comisario Fabián Bernardo Barrios Sosa, quien se desempeñaba como jefe de dicha comisaría. 

La víctima declaró que esa fecha ella y dos acompañantes viajaban en un automóvil con destino a Ciudad del Este, procedente de Encarnación, cuando fueron detenidos en una barrera de control montado por agentes de dicha comisaría en el kilómetro 30 de Minga Guazú. La mujer dijo que llevaba la suma de U$D 150 mil en su cartera, monto que serviría para comprar mercaderías en la capital departamental y era propiedad de la empresa a la cual presta servicio como pasera, según indicó. 

Relató que el jefe policial al percatarse de que la cartera contenía dinero, les llevó a la sede policial, donde fueron separados y conducidos a diferentes habitaciones. La mujer, de iniciales G.O. fue llevada al despacho del jefe policial donde fue despojada del dinero y amenazada para no realizar ninguna denuncia. 

G.O. relató que pidió al comisario para que por lo menos le devuelva algo del dinero para su pasaje, momento que aprovechó el policía para introducir algunos billetes en sus partes íntimas y luego pasó a manosearla, según sostuvo. 

Este lunes, la mujer, acompañada de su abogado, Rolando Cáceres Salvioni, se presentó ante el director de Policía de Alto Paraná, comisario general, Julio Díaz y denunció el hecho. 

Inmediatamente el jefe policial ordenó la destitución del comisario Barrios Sosa y nombró en su reemplazo al Comisario principal Alfredo Esteban López. 

FOTO DEL DINERO 

G.O. contó que tras su detención fue despojada, además del dinero, de uno de los dos teléfonos celulares que portaba y aprovechó el momento en que quedó sola en la oficina del jefe policial y fotografió los fajos de billetes que estaban sobre el escritorio. 

Hasta el momento, no se sabe que pasó del millonario monto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here