Monalisa deberá indemnizar a empleada obligada a renunciar

0
17

De magistral fue calificado el fallo por el cual se declara falsa la supuesta renuncia que la patronal obligó firmar a Leila Carolina Britez, despedida tras casi 10 años de ser promotora en MONALISA S.R.L. de Ciudad del Este. 

En noviembre del 2015, en su día libre, la trabajadora fue convocada por los señores Ricardo Rojas y Ninfa Brizuela, directivos de la referida firma, quienes confeccionaron la renuncia y la obligaron a suscribir, a cambio de no ser denunciada por competencia desleal, ya que la promotora supuestamente vendía sus productos a clientes de su empleador, pero todo era para evitar la estabilidad laboral. 
«Al concluirse la invalidez de la renuncia, como consecuencia de la amenaza ejercida por la empleadora para lograr la firma del cuestionado documento debe decidirse por la configuración del despido indirecto y el pago de los beneficios que acuerda la ley a todo trabajador», dice parte del acuerdo y sentencia, firmado por las juezas camaristas en lo laboral, Alba Centurión, Ybette Welter y Juan Bertha Ávalos (foto). 
El abog. Edgardo Estigarribia, representante de la trabajadora, celebra la decisión unánime de las magistradas, resaltando que esto es un histórico precedente que marca la justicia a favor del derecho de los trabadores, principalmente del microcentro de Ciudad del Este, quienes muchas veces son obligados a firmar, incluso documentos en blanco y sufrir todo tipo de atropello por tratar de llevar el pan de cada día, muchas veces soportando circunstancias miserables por parte de los empleadores, según resaltó el profesional del foro. 
«Hemos ya luchado por casi tres años contra una gigante, es una cuestión difícil de probar, pues incluso lograron una supuesta certificación notarial de la firma de mi cliente, pero gracias al empeño, produciendo innumerables y contundentes pruebas, logramos librar una gran batalla, después de haber tenido un revés, en primera instancia», dice el profesional del foro. 
LUCHAR Y CONFIAR EN LA JUSTICIA 
La trabajadora demandante, por su parte cuenta que cuando comenzó con su demanda, nadie le daba esperanza, ya que tenía que enfrentarse a una patronal bastante influyente que le obligó firmar su renuncia y le entregó cinco millones de guaraníes a pesar de sus casi 10 años de antigüedad. «Pero no hay que perder la confianza en la justicia, pues recurrir a ella nunca será tan en vano, pues finalmente se demostró que el poder no puede contra la verdad real, sostenida por una humilde trabajadora y mamá soltera. He luchado, confiado y esto es el resultado», sostuvo la Sra. Leila Britez. 
Por otro lado, insta al Ministerio Público para también tomar coraje e imputar a los que le obligaron renunciar, quienes fueron denunciados e investigados por coacción grave. «Hasta ahora la fiscalía no les imputa, a pesar de las numerosas pruebas que hemos presentado con mi abogado», concluyó la trabajadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here