Ávidos por regularizar situación, usuarios colman oficinas de la ANDE

0
347
En la primera semana del Operativo Alto Paraná, implementado por la Administración Nacional de Electricidad contra las conexiones irregulares en diversos barrios de Ciudad del Este, arrojó un resultado altamente positivo, ya que cientos de clientes que contaban con suministros y conexiones irregulares, se acercaron hasta la sede ubicada en la capital departamental, con el propósito de solucionar los inconvenientes que devienen de las intervenciones realizadas por funcionarios de la Gerencia Comercial y de la Dirección de Gestión Regional, desde el pasado lunes 22 de mayo.
Como consecuencia de las 2.354 suministros inspeccionados por las cuadrillas de la ANDE y de las empresas contratistas durante los primeros cinco días del Operativo Alto Paraná, en diversos barrios de Ciudad del Este, entre el lunes 22 y viernes 26 de mayo, se intervinieron 675 conexiones ilegales, representa alrededor del 28,6% del total, con diversas irregulares, un gran porcentaje de las cuales se refiere a conexiones directas a la red de distribución de la ANDE, medidores manipulados, derivaciones antes del medidor, entre otras.
Los barrios visitados durante esta primera semana del operativo, que se prolongará hasta el próximo viernes 2 de junio, fueron Pablo Rojas, San Antonio, Boquerón, San José y Ciudad Nueva, así como ciudades cercanas como Pdte. Franco y Minga Guazú, donde se constataron diversos suministros irregulares, que correspondían a casas comerciales, bodegas, locales gastronómicos, residencias importantes, hoteles y edificios de departamentos, entre otros. 
En los lugares donde se comprobó la existencia de conexiones directas, sin medidor, se regularizó el suministro, con la instalación de nuevos medidores electrónicos a los que tenían la documentación en regla, mientras que los propietarios o encargados de los lugares y suministros intervenidos, fueron notificados de la situación irregular y se les instó a acercarse hasta la Agencia Regional de la ANDE para los trámites administrativos de rigor y el pago de las multas correspondientes. Para la atención de los numerosos clientes que se acercaron hasta el lugar, se previó el refuerzo de funcionarios encargados de proveer toda la información necesaria para la regularización de los suministros intervenidos.
En los casos de las conexiones directas, los funcionarios afectados al operativo procedieron al corte del servicio eléctrico y retiro de los conductores, para remitirlos como evidencia en los procesos penales que eventualmente se realicen tras la presentación de las causas por sustracción de energía y de reincidencias, presentadas por representantes legales de la Oficina de Asistencia Jurídica, dependiente de la División de Gestión Regional Este, ante las fiscalías zonales. Durante toda la semana, se contó igualmente con el acompañamiento y apoyo de la Policía Nacional y representantes del Ministerio Público.
Cabe destacar que el Operativo Alto Paraná se trasladará la próxima semana a otros lugares del citado departamento, donde se realizarán inspecciones a los suministros residenciales, comerciales e industriales, a fin de detectar conexiones irregulares.
En la primera semana, el monto a facturar por suministros intervenidos asciende a G. 513.768.263. Asimismo, se destaca que según los cálculos preliminares, el monto que se deja de facturar por conexiones clandestinas asciende a G. 436.500.000, mientras que el monto que pretende recuperar en ambos conceptos, alcanza la suma de G. 950.268.263, en los cinco primeros días del operativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí