Header Ads

banner pubicitario

Desalojan a oportunistas que usaban el Lago Acaray como balnearios clandestinos

Un muelle construido en la propiedad municipal.
La Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad de Ciudad del Este volvió a intervenir en la zona del Lago Acaray donde personas inescrupulosas procedieron a cercar el espacio público y cobrar a quienes querían llegar hasta el espejo de agua, convirtiéndolo en improvisados balnearios. Un informe de la institución indica que para la presente semana se procederá a desmantelar todas las construcciones encontradas en el lugar. 

Las propiedades comunales, por obvias razones, debían estar abiertos al público y libres de cualquier tipo de construcción erigida por particulares en un área de 30 metros de distancia de la ribera del agua, según la ley ambiental y las ordenanzas municipales.

Durante la intervención, en los terrenos municipales fueron encontrados quinchos, baños, muelles, cercado, conexiones eléctricas clandestinas y otras construcciones que violan las leyes y ordenanzas. Muchas de las construcciones fueron erigidas en forma precaria, según indicaron desde la comuna.

El caso será derivado a la asesoría de la comuna y a la Ministerio Público para tomar intervención y se pueda desalojar y recuperar este espacio público ubicado en el km. 8 Acaray fondo.

La directora de Medio Ambiente, Mirian Cabral, expresó que intervinieron en el lugar luego de recibir denuncias de que los terrenos eran privatizados por particulares y explotados comercialmente. «Algunas personas han alambrado, colocado parrillas, baños y otras construcciones como pistas bailables que serán destruidos y luego devolver estos espacios a la ciudadanía», sostuvo la funcionaria comunal.

«Todos estos informes estaremos elevando a la asesoría jurídica para que se realice una investigación exhaustiva para identificar a las personas que entraron de forma irregular a ocupar el espacio público y la explotación para beneficio personal», dijo el Fiscal de Medio Ambiente de la comuna, Fidelino Benítez.

No hay comentarios